Estás aquí
Inicio > Protagonistas > José Luis Arenas, CEO de IELECTRIC: “Para emprender, hay que perder el miedo”.

José Luis Arenas, CEO de IELECTRIC: “Para emprender, hay que perder el miedo”.

electricidad

Muchos que han iniciado su vida profesional en algún área en específico han sentido el deseo de independizarse al llevar adelante algún emprendimiento en el área en la que habitualmente se desarrollan.

Las ventajas de disponer de tu propio tiempo, como la libertad de configurar tu propio entorno laboral, son factores claves a la hora de elegir entre trabajar para alguna empresa o construir una propia.

Este es el caso de José Luis Arenas, un joven profesional de 24 años que decidió dar el salto y crear su propio negocio debido al cansancio y el mal trato que recibió en su ex lugar de trabajo.

Ahora está enfocado en IELECTRIC, un emprendimiento dedicado a servicios de ingeniería y mantenimiento en los sectores de energía, minería, industrial, y además, está asociada con otras empresas como NEC y Makrocom Telecomunicaciones.

Aquí nos cuenta los desafíos de este tipo de emprendimiento y los proyectos que tiene en mente.

¿Podrías describirnos un poco quien eres?

Mi nombre es José Luis Arenas, tengo 24 años. Actualmente soy socio en el emprendimiento que tengo con mi hermano que se llama IELECTRIC. También trabajo de docente en la Universidad Central. Me encanta ayudar a la gente y dentro de mis hobbies está el hacer música desde hace 12 años.

¿Qué estudiaste?

Estudié Técnico en Electricidad Industrial en el INACAP.

¿A qué te dedicas? ¿Te gusta? ¿Por qué?

Actualmente me dedico a dos cosas. Soy gerente de operaciones en IELECTRIC y también profesor de universidad. Me gusta lo que hago porque me encanta enseñar y poder ayudar a las personas a entender temas relacionados con la electricidad. También me gusta el rol que estoy desempeñando en la empresa que es encargarme de los clientes y contestar sus inquietudes lo antes posible y así generar los procedimientos internos para las actividades que realizamos. Siempre quise poder tener un emprendimiento propio y no depender de un mal ambiente, como el que viví trabajando algunos años.

¿Cuál fue la experiencia que te hizo elegir desarrollarte en lo que haces? ¿O por qué eligió dedicarse a lo que hace?

Trabajé cerca de 3 años en ingeniería, encerrado en una oficina o galpón. El trato que recibí en el mundo laboral estaba muy alejado de lo que esperaba yo en mi vida. Recuerdo aún cuando defendí a un compañero de trabajo porque le estaban haciendo bullying y el jefe me encerró en su oficina gritándome a más no poder. Tampoco me gusta la monotonía, el hacer siempre lo mismo es una cosa que va fuera de mi personalidad. Esas cosas me determinaron a no depender de una empresa sólo por dinero, sino porque te sientes contento en hacerlo. Posteriormente quedé más de 1 año sin trabajo estable y escogí el emprendimiento. No fue fácil, pero me asocié con mi hermano y el asesoramiento de personas cercanas para el rubro.

¿Cuál crees que es el peor defecto que podría evitar que consiguieras tus metas?

Sin duda, la frustración. Puedes desanimarte, pero nunca quedarte en el piso.

¿Y la mayor virtud?

La convicción en que puedes generar un cambio.

¿Tienes algún aprendizaje que hayas adquirido desarrollándote en esta área?

Muchos. Podría mencionar la seguridad personal. Creo que mejoré en mi personalidad en enfrentar los problemas.

¿Qué recomiendas para aprender nuevas cosas?

Perder el miedo a equivocarte y a no ser prejuicioso con uno mismo. No pienses precipitadamente que eres malo para algo sino lo has intentado, sobre todo si es lo que siempre soñaste. Te puedes llevar una sorpresa si derribas el miedo.

¿Qué querías ser cuando niño?

No lo recuerdo, pero siempre estuvo con la ayuda hacia las personas.

¿Qué consejo te gustaría darle a José Luis Arenas de hace 10 años?

Que dedicara 20 minutos a meditar al día y estudiar en cómo mejorar tanto de personal como a nivel académico.

¿Cuéntame cuál es tu principal motivación?

Ver feliz a la gente que me rodea.

¿Qué es la felicidad para ti?

Hacer todo lo que esté a mi alcance para cumplir lo que estás convencido de cuál es tu propósito aquí.

¿Te consideras una persona exitosa?

No todavía.

¿Aportas al planeta, la sociedad o las futuras generaciones? ¿Cómo?

Creo que sí. Participo en una obra voluntaria de ayuda a las personas en donde le prestamos apoyo en cómo solucionar sus problemas personales y familiares. También durante mis actividades con mis alumnos de la Universidad. Además, día a día pienso en maneras prácticas sobre cómo poder generar un entorno más armonioso.

¿Dónde te ves en 10 años más?

En algún lugar con mi futura esposa. De seguro haciendo alguna ayuda humanitaria.

Cuéntanos anécdota de tu vida que nunca olvidarás.

Con un amigo una vez conversábamos la importancia de estudiar. Sin embargo, él me dijo: “El conocimiento está en las publicaciones, libros, Internet… pero el vivir, lo que lees y el amor está en la gente. Comparte con tus cercanos”. Esa experiencia nunca se me va a olvidar.

Si pudieras cambiar una cosa del mundo, ¿qué sería?

El orgullo.

Compartir:

Agregar un comentario